Menu

Poemas que hacen historia

8 marzo, 2016 - Poesía
Poemas que hacen historia
Comparte si te ha gustado

    No reniego de mi
    naturaleza, no reniego de
    mis elecciones, de todos
    modos he sido una
    afortunada. Muchas veces
    en el dolor se encuentran
    los placeres más profundos,
    las verdades más complejas,
    la felicidad mas certera. Tan
    absurdo y fugaz es nuestro
    paso por el mundo, que solo
    me deja tranquila el saber
    que he sido auténtica, que
    he logrado ser lo más
    parecido a mi misma que he
    podido

     

    Hay locos que nacen, y hay locos que se hacen pero hay locos que se hacen los locos sin siquiera ser locos………….. La locura es un placer que solo los locos la disfrutamos, serà por eso que soy un loco en un mundo de cuerdos, o soy el ùnico cuerdo en un mundo de locos. Y sin embargo me llaman un loco y dicen que la soledad ha terminado con mi cordura que el silencio me esta matando de a poco que mi gran amor se ha convertido en mi tortura. Que en las noches mi alma no encuentra calma que todo en mi vida es una completa locura que las lágrimas brotan de mi alma pensando en que mi mal no tiene cura. Que estoy loco dice la gente tan solo porque aún espero un amor verdadero tan solo porque escribo a tu imagen en mi mente tan solo porque sin conocerte ya te quiero. Que estoy loco me dicen la gente porque sin tenerte, ya te siento mía porque sin mirarte te llevo presente porque sin tu presencia muero de agonía. Y que hay de malo con estar loco si en mi mundo de locura yo te he amado si con mis sueños a nadie hago daño si solo en la locura de mi silencio………… siempre por ti he esperado.

     

    me dan miedo los silencios
    porque nos descubren lo que somos
    me dan miedo los silencios
    porque nos dejan oír lo que pensamos
    me dan miedo los silencios
    porque nos descubren de que y de quien estamos rodeados,
    no estamos solos no, por eso no callamos
    por no sentirnos vacíos ni desesperados
    silencios que dicen mucho
    que nos hablan y regañan
    silencios que nos enseñan
    por el camino que vamos
    me dan miedo los silencios
    los de día y los de noche
    pero los silencios que más temo
    son los que vienen cuando hablando
    Te miro y tu no estás mirando
    Eso es un silencio que hace mucho daño
    Me dan miedo los silencios
    Los tuyos los que no expresan lo que sientes
    Pero más miedo me dan los que siento yo al hablar., al intentar explicar lo que la vida no da.
    Tu boca cerrada no dice nada
    y cuando hablas a veces tus palabras son almendras vanas.
    Unas palabras perdidas
    Hablar por hablar y no expresar
    Me dan miedo los silencios que te enseñan a callar.
    .

    Y me dí cuenta que cuando te acercabas
    Algo cambiaba en mí
    Era un palpitar rápido, una sonrisa en los labios
    Palpitación y saltitos, mariposas dentro de mí
    Esperaba impaciente que me hablases
    No sabía como mirarte
    Creía que mis ojos te lo dirían todo
    Por las mañanas contemplaba el armario
    Indecisa dudaba
    Yo qué siempre cogía lo primero que veía
    Ahora, me probaba varias cosas
    Ninguna era buena , para que me vieses con ella
    Salió la timidez, la inseguridad también
    Y la suerte me ayudo, un día di un traspiés
    Me diste la mano
    Tu mano me lo dijo todo, su calidez
    Su suavidad y su fuerza también
    Me sentí volando , me sentí fuerte, me sentí viva
    Pero pasaban los días y nada me decías
    Me esquivabas, me huías
    Enferme de tristeza , de soledad, de timidez de miedo
    De algo que había soñado y un día se fue
    Y enferme .
    Lo habría dado todo, habría huido, abandonado,
    Llorado, reído, no te quise, me enamoré-
    Me enamore de un espejismo, de una mirada,
    De una mano, de una calidez deseada,
    Pero sobreviví me envolví en la nada,
    Me envolví en la soledad, en la oscuridad
    Me rompí en mil pedazos, sin palpitaciones ,ni saltos
    Sin sonrisas y algunos llantos.
    Me aleje, me fui
    Un día con el tiempo te vi
    No sentí nada,
    Busqué tu mirada, tu sonrisa
    Y me disté otra vez tu mano ´húmeda, fría
    Mano que no me dijo nada
    Me decías algo de una cita, de lo bien que estaba
    De lo que te gustaba, te miré y te miré
    Y no vi nada.
    NO TE QUISÉ ME ENAMORÉ
    Habría dado la vida
    Habría cantado y bailado
    Habría reído contigo
    Pero por tu cobardía,
    Todo se rompió , pero por tu cobardía
    No fuimos uno, fuimos dos-
    QUE BONITO ES EL AMOR
    Cuando acaba en uno aunque sean dos-
    Y me di cuenta que cuando te acercabas
    Algo cambiaba en mí
    Era un palpitar rápido, una sonrisa en los labios
    Palpitación y saltitos, mariposas dentro de mí
    Esperaba impaciente que me hablases
    No sabía como mirarte
    Creía que mis ojos te lo dirían todo
    Por las mañanas contemplaba el armario
    Indecisa dudaba
    Yo qué siempre cogía lo primero que veía
    Ahora, me probaba varias cosas
    Ninguna era buena , para que me vieses con ella
    Salió la timidez, la inseguridad también
    Y la suerte me ayudo, un día di un traspiés
    Me diste la mano
    Tu mano me lo dijo todo, su calidez
    Su suavidad y su fuerza también
    Me sentí volando , me sentí fuerte, me sentí viva
    Pero pasaban los días y nada me decías
    Me esquivabas, me huías
    Enferme de tristeza , de soledad, de timidez de miedo
    De algo que había soñado y un día se fue
    Y enferme .
    Lo habría dado todo, habría huido, abandonado,
    Llorado, reído, no te quise, me enamoré-
    Me enamore de un espejismo, de una mirada,
    De una mano, de una calidez deseada,
    Pero sobreviví me envolví en la nada,
    Me envolví en la soledad, en la oscuridad
    Me rompí en mil pedazos, sin palpitaciones ,ni saltos
    Sin sonrisas y algunos llantos.
    Me aleje, me fui
    Un día con el tiempo te vi
    No sentí nada,
    Busqué tu mirada, tu sonrisa
    Y me disté otra vez tu mano ´húmeda, fría
    Mano que no me dijo nada
    Me decías algo de una cita, de lo bien que estaba
    De lo que te gustaba, te miré y te miré
    Y no vi nada.
    NO TE QUISÉ ME ENAMORÉ
    Habría dado la vida
    Habría cantado y bailado
    Habría reído contigo
    Pero por tu cobardía,
    Todo se rompió , pero por tu cobardía
    No fuimos uno, fuimos dos-
    QUE BONITO ES EL AMOR
    Cuando acaba en uno aunque sean dos-

    Qs-

    Genial.guru comparte contigo este poema que debes leer dos veces sin falta, ¿por qué? Léelo una vez y los sabrás.

    Soy parte de una generación perdida
    Y me niego a creer que
    Puedo cambiar este mundo.
    Sé que tal vez puede ser chocante, pero
    «La felicidad viene del interior»
    En realidad, es una mentira.
    El dinero me hace feliz
    Y a mis treinta años le diré a mi hijo que
    Él no es lo más importante en mi vida.
    Mi jefe sabrá que
    Tengo mis prioridades porque
    El trabajo
    Es más importante que
    La familia.
    Escucha:
    Desde hace mucho tiempo
    Las personas viven en familias
    Pero ahora
    La sociedad ya nunca más será como antes.
    Los expertos me dicen que
    Dentro de treinta años celebraré el décimo aniversario de mi divorcio.
    No pienso que
    Viviré en un país de creación propia.
    En el futuro
    La destrucción del medio ambiente será normal.
    Nadie cree que
    Conservamos nuestro bello planeta.
    Y, por supuesto,
    Mi generación ya está perdida.
    Es tonto suponer que
    Existe una esperanza.

    Ahora lee el poema de abajo hacia arriba.

    Este poema se lee en ambas direcciones para simbolizar dos guiones totalmente contrarios de la evolución de la humanidad. Tú decides cúal escoges.

    Autor: Jonathan Reed

    ERAS LA LUZ

    recuerdo todas las casas
    por donde fuimos pasando
    no importaba su tamaño
    solo importaba hasta cuándo

    eran casas viejas

    con techos alto y oscuros
    las ventanas a medio abrir
    y hablábamos en susurros

    casas iluminadas
    cuando tú entrabas
    fuera las tristezas
    todo era una fiesta
    se subían las persianas
    se abrían las puertas
    no se nos regañaba
    y nada te enfadaba

    fuera las telarañas
    limpiábamos la escopeta
    al monte por la mañana
    y luego después de la siesta
    a bañarnos en la alberca
    el agua estaba muy fría
    pero íbamos de cabeza
    había que aprender a nadar
    era una prioridad
    no valían ni remilgos ni historietas
    luego a cenar al bar
    la vida es para aprovechar
    pero cunado te ibas papá
    la vida volvía a la oscuridad

    andábamos despacito
    no queríamos molestar
    corríamos por el pasillo
    para que el fantasma no viniera detrás
    cada cas tenía una historia
    cual imponía más
    cambiamos de aires un día
    porque había que estudiar
    pero la vida seguía , era rutina total
    menos cuando tu volvías
    que todo cambiaba ya
    en dos meses junto a ti
    aprendíamos a vivir
    importaban otras cosas
    los minutos nos volaban
    no parecían nunca horas
    cantábamos y reíamos
    todo se valoraba
    en tus enseñanzas
    entraba el respeto por las cosas
    hoy que no estas
    los recuerdos afloran
    veo la oscuridad de las casas de antaño

    y la luz cegadora de nuestras horas hablando
    las estrellas fugaces
    que pasan a deshoras
    tu nombre le pongo a alguna
    por si eres tu de verdad
    que de cuando en cuando viene
    para volverme a alegrar

    Dicen que la distancia es el olvido
    nunca lo bueno vivido
    porque nos aferramos a ello
    para darnos consuelo
    que sería si no vivir por haber vivido
    sin nadie que nos recuerde
    y el tiempo consumido
    se apagará la vela
    y ya— ya no seremos nada
    si nadie nos lleva dentro
    si no hemos servido para ser recordados
    amados u odiados
    si nos vamos en silencio
    sin dejar un legado

     

     

    De tanto correr por la vida sin freno, me olvide que la vida .....

    12801175_1542653912730893_5947795052770056696_n

     

    POR TI

    hoy podría ser aire
    entrar en ti
    relajarte Y darte seguridad
    y poder animarte
    pasar a tu cerebro
    para estimularte
    llegar al corazón y desde dentro abrazarte
    pero solo mortal
    no podré jamás
    por eso abre tu alma
    déjame tocarla
    con los hilos invisibles
    del amor, de la amistad
    de esa nuestra complicidad
    cúrate conmigo
    que mis brazos sean tu abrigo
    mis caricias tu sustento
    y mi amor te traiga los
    mejores recuerdos
    perdámonos en el aire,
    perdámonos en el tiempo
    volemos juntos
    que nos lleve el viento
    te quiero como
    te quiero
    dejemos en el aire flotando el tiempo

    VOLVERÁN LAS OSCURAS GOLONDRINAS…

    Volverán las oscuras golondrinas
    en tu balcón sus nidos a colgar,
    y otra vez con el ala a sus cristales,
    jugando llamarán;

    pero aquellas que el vuelo refrenaban

    tu hermosura y mi dicha al contemplar;
    aquellas que aprendieron nuestros nombres,
    esas… ¡no volverán!

    Volverán las tupidas madreselvas
    de tu jardín las tapias a escalar,
    y otra vez a la tarde, aun mas hermosas,
    sus flores abrirán;

    pero aquellas cuajadas de rocío,
    cuyas gotas mirábamos temblar
    y caer, como lágrimas del día…
    esas… ¡no volverán!

    Volverán del amor en tus oídos
    las palabras ardientes a sonar;
    tu corazón, de su profundo sueño
    tal vez despertará;

    pero mudo y absorto y de rodillas
    como se adora a Dios ante su altar,
    como yo te he querido… desengáñate,
    ¡así no te querrán!

    Gustavo Adolfo Bécquer

    Y SE FUE

    Era por la mañana
    cuando el mar estaba en calma
    y el sol aún calentaba
    te fuiste a tu mar

    para no volver jamás
    te estaban esperando
    los cangrejos al llegar

    ven con nosotros en la barca
    que nos vamos a nadar
    con las patitas hacían palmas
    cuando vieron la barca zarpar
    las olas vestían de blanco
    te querían saludar

    Las caballas te escoltaban
    hasta llegar a alta mar
    los atunes todos juntos
    se pusieron a cantar
    y los peces voladores
    no dejaban de saltar

    Alguna sepia tímida
    te guiñaba un ojo
    con gesto de complicidad

    Allí serás feliz
    todos juntos dejándoos llevar
    por las mareas y las brisas
    y mientras tu sonrisa picara
    iluminara el lugar
    por donde vais a pasar

    NOCHE DE DIFUNTOS

    Noche de Difuntos
    Los niños tenían miedo
    suena la campana
    anuncia su llegada
    lenta . lastimera
    con mucha pena
    los niños se encogen
    se esconden en la cama
    oyen a las abuelas
    mientras esperan
    noche de duelo
    noche en vela
    anuncian las campanas
    que aquél que un día se fue
    vuelve otra vez
    el cuerpo inerte ya no se ve
    que después de unos años
    vuelve a su morada
    en caja de madera
    para ser enterrada
    aquí en este pueblo
    junto a su amada
    alma errante de algún caminante su amada se fue
    sola, sin él
    una noche triste
    sin despedirse
    su  pena tan grande
    le llevo a suicidarse
    dicen las malas lenguas
    que  llora en las noches
    de luna llena
    que  llama a su amada
    que quiere verla
    que sus gemidos
    se oyen en las casas viejas,

    anuncian las campanas
    su pronta llegada
    juntos estarán
    para toda la eternidad

    noche de difuntos
    de historias de abuelos
    de antiguos recuerdos
    de almas sin cuerpos.

    prefiero querer

    Y me di cuenta que cuando te acercabas
    Algo cambiaba en mí
    Era un palpitar rápido, una sonrisa en los labios
    Palpitación y saltitos, mariposas dentro de mí
    Esperaba impaciente que me hablases
    No sabía como mirarte
    Creía que mis ojos te lo dirían todo
    Por las mañanas contemplaba el armario
    Indecisa dudaba
    Yo qué siempre cogía lo primero que veía
    Ahora, me probaba varias cosas
    Ninguna era buena , para que me vieses con ella
    Salió la timidez, la inseguridad también
    Y la suerte me ayudo, un día di un traspiés
    Me diste la mano
    Tu mano me lo dijo todo, su calidez
    Su suavidad y su fuerza también
    Me sentí volando , me sentí fuerte, me sentí viva
    Pero pasaban los días y nada me decías
    Me esquivabas, me huías
    Enferme de tristeza , de soledad, de timidez de miedo
    De algo que había soñado y un día se fue
    Y enferme .
    Lo habría dado todo, habría huido, abandonado,
    Llorado, reído, no te quise, me enamoré-
    Me enamore de un espejismo, de una mirada,

    OTOÑO

    y llega el otoño,
    oscuro y melancólico
    otoño triste
    árboles grises
    dónde el verde
    y los marrones incipientes

    dónde las calores?
    los primeros amores
    otoño de tardes largas
    oscuras y pesadas
    de lluvias tras la ventana
    primeros fríos
    tiempo de disfraces
    largos, cortos, nunca sabes en  otoño
    movimientos matinales
    alimentos de animales
    bellotas y castañas
    setas a mansalva
    choque de cuernos al fondo,
    lucha de titánes vespertinos y matinales
    ruídos en el bosque gemidos lastimeros
    berrea en los claros de ciervos
    lucha por las hembras
    que tranquilas esperan
    otoño de cambios, de renovaciones
    de esperanzas dormidas
    en un largo letargo
    de despedidas veraniegas
    acompañadas de llantos
    llega el otoño
    con rigidez en el rostro

    PERO NO TE HAS IDO

     

    Un día llegó
    Doloroso aunque esperado
    No dejastes de avisarnos
    Con la brisa del otoño
    Después de un letargo
    Abristes los ojos para mirarnos
    Nos cojimos de la mano
    Y te conte un cuento despacio
    Volamos juntos por la sierra
    Encinares y jarales
    Nos hicieron un concierto
    A su son salieron los conejos
    Y tu reias, siempre contento
    Me volviste a enseñar las lindes y los mojones
    Que no te preocupes papå
    Que ya se donde están

    Te sentástes en el pocillo
    Al pie del manantial
    A beber agua fresca
    Y poder descansar
    Ya te he enseñado mi
    Niña lo q te podía enseñar
    Vuela por esos caminos
    Para poder disfrutar
    Y te fuiste con tu sonrisa
    Con tu alegre caminar
    No te vayas te dije sin dejar de llorar.
    Tu que siempre has luchado te vas a rendir ya?
    Yo he vivido mi vida y necesito descansar
    Nos veremos algún día para poder volar
    Pero no olvides nunca que a tu lado voy a estar
    Te fuiste una tarde triste en un noviembre otoñal
    Cuatro años hace ya
    Se mitigo el dolor,los recuerdos aquí están,
    Cuando voy repaso las lindes y te veo entre el jaral
    Con tu sonrisa de pillo y tus ojos que no necesitaban hablar
    Hoy me acuerdo de tî
    Un día más y como sé que estas a mi lado ahora te voy a besar

    NOCHE

    noche de luna llena
    noche cálida de agosto
    todos juntos en la era
    tumbados en el suelo
    los ojos clavados en el cielo
    noche de estrellas fugaces
    lagrimas de san Lorenzo
    deseos en la boca, deseos en el cuerpo
    olores de la sierra
    jaras , lentiscos
    mezcladas con la huerta
    hierbabuena y las higueras
    murmullo de las aguas
    cayendo de la alberca en forma de cascada
    donde las ranas cantan
    ahora que ya no nadan
    alguien grita
    el cuerpo se alborota
    una estrella que corre

    almas que nos miran
    nos siguen y brillan
    nos dedican una sonrisa
    alguna mano furtiva
    deja una ligera caricia
    en un cuerpo que desea
    en un cuerpo que se deja
    que la espera , que la anhela
    primeros amores
    escondidos entre amigos
    adolescentes inconscientes
    que viven el verano
    entre risas, entre llantos
    porque te mira, porque no te ha mirado
    cantan los grillos
    a lo lejos un mugido
    se completan los sentidos
    olores, música suave
    mientras el corazón palpita de forma salvaje
    todos juntos
    entre estrellas fugaces
    esperando entre deseos
    a que la vida pase.

    12729209_1555502424764960_71081298952136088_n

    HE VUELTO

    Hoy he vuelto
    A aquellos lugares
    Donde iba contigo
    Los árboles movían
    Sus ramas con alegrìa
    Sus hojas caían
    Suaves sobre mi pelo
    Marrones y verdes
    Cubrían el suelo
    Y parte del cielo
    Ya que estos me cubrían
    Al igual que tu hacías
    Envuelta en ramas
    Los rayos del sol
    apenas penetraban
    Tu nombre a mi venía
    Y de pronto allí
    Estaba tu cara

    Movida por la brisa
    Medio difuminada
    Pero eran tus ojos
    Era tu sonrisa,
    No temas mi niña
    Sigo contigo ,
    Estoy en tu vida
    Cuando andas
    Cuando corres,
    Cuando ríes
    Me río
    Cuando lloras te susurro
    Al oído
    Cuando duermes te abrigo
    No temas mi niña
    Sigue tu camino
    Y he gritado tu nombre
    Y el eco lo ha devuelto
    entre los montes
    O quizas eras tú
    Confirmando que estabas
    Hoy allí, a mí lado

    TRISTEZA

    Quisiera gritar muy fuerte
    Y solo un suspiro
    Sale de mi garganta
    Siento una garra que oprime

    Mi corazón t mi espalda
    Me ha dejado sin aire
    Me ha dejado sin habla
    El dolor que me atraviesa
    Hace que broten las lagrimas
    Agua que corre en mi cara
    Agua salada
    No puedo ver lo que pasa
    No hay futuro  en lo que veo
    Apenas queda esperanza
    Qué vale una vida hoy?
    Una vida no vale nada
    Somos números ,no sentimos ,para todo aquel que manda
    Una pena que me pesa
    Que me rompe el alma
    Bombas que caen en unas pequeñas casas
    Gente que muere de hambre
    Mientras se anuncian rebajas
    Padres q de sus hijos
    No quieren saber nada
    Quiero gritar y no puedo
    Alma sin rumbo que sufre
    Alma perdida entre la tierra y el cielo
    Uno solo no puede
    Todos juntos podemos.

    el sueño

    y soñé que me llamabas
    diciendo que me esperabas
    bajo la encina
    el viento soplaba frío
    acompañado de nieblas
    otoño en lla montaña
    pisar de hojas secas
    crujientes y viejas
    las ciervas me miraban
    mientras por delante pasaba
    los arroyos salpicaban
    de gotas las piedras por donde pasaban
    algún conejo en la madriguera entraba
    iba corriendo
    al son del viento
    era un vals, frío, de ramas y hojas
    de brezos , y espinos
    jarales y romeros
    todos al unísono
    los zorros asomaban sus pequeños hocicosbailemos al compas
    dejémonos llevar
    tus brazos me rodearon
    al pasar por el encinar
    note una fuerte energía
    que me empezó a calentar
    y el sol otoñal hasta entonces escondido
    salió de las nieblas y empezó a calentar
    bajo la encina centenaria
    me vine a sentar
    bajaron jabalíes de la montaña
    se pusieron a desayunar
    las bellotas que ella daba
    y como la música sonaba
    ellos también bailabanel vals otoñal de la sierra donde estabas,
    me dejaron llegar , no les molestaba
    en silencio quede mientras observaba
    al rato marcharon , la música cesaba
    tu nombre grite
    el viento lo llevaba
    me rompí en mil pedazos
    después de tiempo lloraba
    allí estuve un rato , tranquila, relajada
    lagrimas salieron
    rodando por la cara, me acorde de aquel cuento
    ese que me contabas
    la cenicienta que fue princesa
    porque se fijaron en ella, no solo en su belleza
    un cuento de hadas
    una mentira la vida.
    una venda caída
    lagrimas rodaron, de pena por no tenerte
    de pena por no tener hada
    de haber vivido en un cuento
    del que me costo despertar
    por haber perdido tiempo
    sin poder reclamar
    llore por mí
    llore por ti
    por mi soledad
    por mi debilidadPor ceder, por perder
    por dejar de luchar
    por entrar en la concha de cangrejo ermitaño
    para que no me hiciesen más daño
    y poco a poco me aleje,
    deje la encina, la sierra
    los arroyos, los caminos y veredas
    y dentro de mí broto una promesa
    intentaría vivir
    ser yo , lo que fui , reír y ser feliz
    el viento me empujaba
    las hojas volaban , el sol brillaba
    y una sonrisa en el cielo se dibujaba
    pequeñas nubes juguetonas,
    que me acompañaban,
    conejos saltarines en mis pies se cruzaban
    mis pensamientos felices les llegaban
    ya sé que ese es nuestro lugar
    que me esperas en la encina
    y que allí me vas a ver

    10250303_815085868521258_1213411508294525082_n

     

    AQUEL AGUJERO

    He subido al desván, a mirar en el arcón
    en ese donde te metí un día
    en ese del que salí yo.
    Me desperté una mañana y vi que no estabas
    siempre pensé que era por mi
    que la culpa era mía que no llegaba a ti
    siempre pensé que me querías,
    era yo la que no lo hacía
    todo estaba mal, no sabía hacer na, de na
    pero en esa madrugada, me desperté asustada

    sudando y temblorosa
    me vi sola y engañada
    quise dejar de ser algo que se insulta
    quise dejar de ser un papel que se arruga

    quise dejar de ser algo que se pisa

    quise dejar de ser un puntito en la pared.
    Podía salir corriendo,,
    yo lo tenía todo
    podía hacer un universo

    pero estabas tu, mi corazón pequeño

    porque yo podía con todo eso

    PERO CUANDO TE VI ALLÍ
    me quedé helada,sola y paralizada
    NUNCA ME PODRÍA IR
    Nunca se conoce a nadie, si no se da a conocer
    Nunca se sabe hasta donde llega el poder
    hasta que te alejas de él.
    tenía que luchar , tenía que salir,

    pero a quién decir lo que piensas si eres la rara,

    la que no habla, eres tú la que te apartas

    él es el centro, es tan bueno..

    dónde iba a ir¿, que iban a decir?

    SABÍA BIEN LO QUE PENSABAN
    era la loca, no lo valoraba

    pensaban que no apreciaba lo que me daba

    lo que me daba…

    pero mi vida se iba, me sentía agotada
    yo tenía  algo por lo que escapar

    quise romper la telaraña en la que estaba

    romperla en mil trocitos y correr de allí

    huir , de los gritos, huir de las burlas
    pero nunca lo haría sin ti

    teníamos que dejar el miedo en un cajón

    teníamos que abandonar el rincón

    buscar un hogar y volver a empezar

    pasar de todo , solos tu y yo

    nadie más, nos entendemos sin hablar

    has sido mi motor, nunca hemos sido dos

    uno tu y yo.

    no ha sido fácil
    Una larga batalla

    sabes qué
    que mejor te dejo ahí, un poco más en el arcón
    no mereces ni compasión ni perdón-

    10604016_1721961124701478_8345176832285231248_o

     

    NOCHE DE LUNA

    un día caluroso de julio
    con noche de luna llena
    en un lugar escogido
    para terminar la novela
    capítulos sueltos se unieron
    dos vidas que se encontraron

    y hoy ha llegado el momento
    de cerrarla por completo
    capítulos de valores, de amor y de respeto
    de tristezas y alegrías
    el libro todo lleno
    y aún me parece mentira
    poner fin a estas vidas
    una noche de luna llena
    caída y serena
    lugar elegido rodeado de estrellas
    por fin juntos los dos
    para que dure vuestro amor
    toda una eternidad
    mira la luna curiosa
    vuestro encuentro con rubor
    luna grande y silenciosa
    nos acompaña después
    a aquellos que ya no os podemos ver
    cierro despacio este libro
    pero no quiero ponerle fin
    porque eso si sería morir
    voy a dejar un pequeño doblez
    en una hoja de papel
    para que los recuerdos se acumulen ahí
    y con ellos podamos seguir.

    NO SIGO ESE CAMINO

    las ovejas pastando se dejan llevar
    alguna pasado un tiempo no quiere continuar
    pensativa queda parada
    no es de ese lugar
    la oveja negra la llaman

    el cencerro no quiere escuchar
    huyendo busca camino
    lejos de ese lugar
    que tonta que es esa, al establo no quiere llegar
    dicen las otras ovejas, mientras mansamente
    no dejan de caminar
    nuestra negra oveja, oveja negra
    flotando en su mundo está
    no es de lana merina
    no tiene pedigrí ovejil
    pero vive en su mundo feliz
    que daño está oveja hace?
    que despistada se aleja

    que daño hace esta oveja?
    que yéndose protesta
    no sigue el canon de la belleza
    no bala con dulzura
    porque su balar es desgarrar
    una forma de protestar
    ella lo intenta
    aunque no le sirve de na
    pobre oveja solitaria
    que todas quieren callar
    triste por lo que ve
    triste  por lo que sabe que va a pasar
    cuantas veces ha pedido ser tonta como las demás
    pero no se lo han concedido
    por eso en ella no queda nada ya
    pijolandias ovejiles
    es para reírse de verdad
    pero la oveja negra lo sabe
    la risa no llegará.

    RECUERDOS

    leyendo sobre el anden , he recordado cuando era capaz de bajar 6 km en bici para llegar a la estación de Santa Elena, la bajada bien pero la subida, 6 km de cuesta arriba, llegábamos allí y poníamos las monedas de 2,50, si un hijo nuestro hoy hiciese algo parecido nos acojonaremos, hoy veo el peligro que estos actos llevaban, recuerdo un día las tres mosqueteras subiendo en bici las cuestas de la estación, yo iba la última y el culo que tenía delante ibde un sitio a otro y me dio por reír, eso hacía que perdiese fuerza y venía tormenta. nos pilló , rayos, relámpagos truenos y encima nos paramos a coger moras, cayó un rayo en una higuera cercana que casi nos deja sordas, hoy sería incapaz , que valor nos da la ignorancia-
    Sentado en este eucalipto
    a la puerta de la estación
    en el anden
    de la vida
    donde para algún tren
    y nadie le da salida
    se atraviesan los túneles
    los que atraviesan la vía
    y se hicieron un día
    para facilitar la travesía
    línea recta y no curva
    aunque nos quedemos
    a oscuras
    y al final una luz
    esa que ilumina tu vida
    pero solo si cogiste
    este tren ese que llegó un día
    puede cambiar tu vida
    o puedes seguir sentado en el anden
    con miedo a vivir
    queriendo envejecer
    los ves pasar día a día
    pero nunca mueves un pie
    y si pierdes la silla ?
    y si te subes a él
    y no era lo que querías
    y si te subes a él
    y se cierra tu vida
    y si te subes a él
    y pierdes lo que querías?

    pero y si no coges el tren
    y ves pasar la vida
    yu si no subes a él
    y no llega lo que querías
    y si no subes a él
    y se rompe la vía
    te quedas sin tren
    solo en el anden
    sin emociones y sin vida
    te llegó la vejez
    sentado en ese anden

    12832362_1351774138181905_6255021288362182074_n

    Saltando el surco forjado
    por la raquítica voz
    del tic-tac acompasado
    del llanto de un gran reloj,
    hace tiempo que he pensado
    en llenar mi corazón….
    de música suave,una espiga
    una flor…la estrella en el horizonte
    una mirada, un adiós.
    Y el tic-tac acompasado del llanto del gran reloj…
    sigue sonando en mi mente…
    ¡¡Salta el surco dice la voz ¡¡¡
    Bebe agua de la fuente…corre y vuela por el sol…..
    Olvida el tiempo pasado…
    y vive….vive el atroz tiempo ignorado… libre.
    Vive el tiempo de amor.

    Ana.
    Algún día de mi vida en que la inspiración colmó mi mente

    12783678_1253209684708303_5284452876534831316_o

    SOLEDAD

    y por mucho que dijera
    nunca te diría bastante
    es tu nombre mi bandera
    mi insignia, mi emblema
    en esta lucha sin cuartel
    que es ver anochecer y amanecer
    aún en la noche despierto
    pensando en la soledad
    aunque se que estas conmigo
    y no me vas a dejar

    rodeados de mucha gente
    ven a mi soledad
    la llame muchas veces
    para poderme refugiar
    nos rodeamos de algunos
    que no nos saben valorar
    nos convertimos en muebles
    que solo saben mirar
    no te vayas de mi lado
    no lo podría superar
    y por mucho que dijera
    nunca lo diría todo
    ya que el sentir es más grande
    ya que el sentir es más hondo
    me sacaste de aquel pozo
    un pozo negro, sin fondo
    tu eres mi sol en la noche
    la luz que me ilumina
    tu el que abre camino
    en la selva de la vida
    me das la mano y tu fuerza
    y con mirarme a los ojos
    haces que vuelva a vivir
    que sonría y te mire
    y que lea en tu mirada
    lo que mis ojos te dicen
    que te quiero para siempre
    y tu mirada ese amor me devuelve.

    12669669_1099151350105257_6003582443795970739_n

    ABRAZOS EN EL AIRE

    Y dejo las puertas abiertas
    Por si quieres entrar

    Y escucho de madrugada
    Por si oigo tus pisadas
    Me cuerdo de tus risas
    De tu voz ,de tu mirada
    Me acuerdo tanto de ti
    Q quiero mente ocupada
    Ya he llegado mamá
    Esas tus palabras
    Que me daban confianza
    Hay q seguir en la vida
    Tener una meta trazada
    Nunca ir a la deriva
    Aunque nos cueste las lagrimas
    Van besos por el viento
    Van palabras de aliento
    Van abrazos de mi parte
    Para cubrir todo tu cuerpo
    Q seas feliz mi niño
    Quiero verte contento
    Porque tu risa da vida
    Tus palabras dan aliento
    Porque mereces ser libre
    Y conocer el mundo entero
    Pero que tu corazón sepa
    Que aquí hay un trocito de cielo

     

    BENEDETTI
    Si la esmeralda se opacara,
    si el oro perdiera su color,
    entonces, se acabaría
    nuestro amor.

    Si el sol no calentara,
    si la luna no existiera,
    entonces, no tendría
    sentido vivir en esta tierra
    como tampoco tendría sentido
    vivir sin mi vida,
    la mujer de mis sueños,
    la que me da la alegría…

    Si el mundo no girara
    o el tiempo no existiese,
    entonces, jamás moriría
    Jamás morirías
    tampoco nuestro amor…
    pero el tiempo no es necesario
    nuestro amor es eterno
    no necesitamos del sol
    de la luna o los astros
    para seguir amándonos…

    Si la vida fuera otra
    y la muerte llegase
    entonces, te amaría
    hoy, mañana…
    por siempre…
    todavía.

    Es una lástima que no estés conmigo
    cuando miro el reloj y son las cuatro
    y acabo la planilla y pienso diez minutos
    y estiro las piernas como todas las tardes
    y hago así con los hombros para aflojar la espalda
    y me doblo los dedos y les saco mentiras.

    Es una lástima que no estés conmigo
    cuando miro el reloj y son las cinco
    y soy una manija que calcula intereses
    o dos manos que saltan sobre cuarenta teclas
    o un oído que escucha como ladra el teléfono
    o un tipo que hace números y les saca verdades.

    Es una lástima que no estés conmigo
    cuando miro el reloj y son las seis.
    Podrías acercarte de sorpresa
    y decirme “¿Qué tal?” y quedaríamos
    yo con la mancha roja de tus labios
    tú con el tizne azul de mi carbónico.

    12829253_10207369515427340_3905066083518732269_o

    ANTONIO MACHADO
    Anoche cuando dormía
    soñé ¡bendita ilusión!
    que una fontana fluía
    dentro de mi corazón.
    Dí: ¿por qué acequia escondida,
    agua, vienes hasta mí,
    manantial de nueva vida
    en donde nunca bebí?

    Anoche cuando dormía
    soñé ¡bendita ilusión!
    que una colmena tenía
    dentro de mi corazón;
    y las doradas abejas
    iban fabricando en él,
    con las amarguras viejas,

    Lee todo en: Anoche cuando dormía – Poemas de Antonio Machado http://www.poemas-del-alma.com/anoche-cuando-dormia.htm#ixzz42d1ELsvL

    12670228_1099151316771927_8523228929617419273_n

    Lluvia

    Cae la lluvia
    mojando el alma
    lluvia clara
    lluvia fría
    lluvia lenta
    lluvia fina
    alma triste
    alma amarrada
    quiere volar y no puede
    se siente atada
    Tristes ojos
    que miran la nada
    ojos perdidos
    buscando entre caras
    oídos ajenos a cualquier palabra

    oyen y no entienden nada
    sonrisas perdidas a veces
    se escapan
    quizás viejos recuerdos
    para alegrar el alma
    extiende la mano
    buscando otra alma
    alma gemela , la que la guiaba
    alma amada de vidas pasadas
    caen lagrimas de la nada a la nada
    lagrimas saladas
    llevadas por el aire
    tocando tierra , salpicando la arena
    dibujando corazones
    atando emociones
    vuelan golondrinas
    vuelven año tras año
    las pequeñas crías
    vienen y van
    ella siempre está
    alma que escapa
    que huye en el cielo
    buscando su amor
    buscando consuelo
    ya no hay cuerpos
    todo es etéreo
    amores unidos
    en la tierra y en el cielo

    12745502_1193274247367937_3491757770400176810_n

    HUMA CON JO

    No se d´on han vingut

    tots són desconeguts

    no és la meua llengua

    no és la meua pell

    no és el meu déu

    no es la meua vida

    ni costum

    tots són desconeguts

    d´on han vingut?

    de la guerra

    de la por

    de la fam

    de la mort

    de la dolor

    de veritat tots són desconeguts?

    no pot ser el meu germá

    pot ser la meua mare

    és el meu amic

    és eixe ser humá

    huma con jo, huma com tú

    el mire i em mire

    soc jo en un altra situació

    tots tenim que pensar aixo

    sé d´on has vingut

    parlen els teus ulls

    parlen de guerres , de sanc

    de mots, de frec , de soletat

    sé per que has vingut

    no eres un desconegut.

    Victoria de Antonio.

    GARCÍA LORCA

    Los encuentros de un
    caracol aventurero

    Diciembre de 1918
    (Granada)

    A Ramón P. Roda.

    Hay dulzura infantil
    en la mañana quieta.
    Los árboles extienden
    sus brazos a la tierra.
    Un vaho tembloroso
    cubre las sementeras,
    y las arañas tienden
    sus caminos de seda
    —rayas al cristal limpio
    del aire—.
    En la alameda
    un manantial recita
    su canto entre las hierbas.
    Y el caracol, pacífico
    burgués de la vereda,
    ignorado y humilde,
    el paisaje contempla.
    La divina quietud
    de la Naturaleza
    le dio valor y fe,
    y olvidando las penas
    de su hogar, deseó
    ver el fin de la senda.

    Echó a andar e internose
    en un bosque de yedras
    y de ortigas. En medio
    había dos ranas viejas
    que tomaban el sol,
    aburridas y enfermas.

    “Esos cantos modernos
    —murmuraba una de ellas—
    son inútiles”. “Todos,
    amiga —le contesta
    la otra rana, que estaba
    herida y casi ciega—.
    Cuando joven creía
    que si al fin Dios oyera
    nuestro canto, tendría
    compasión. Y mi ciencia,
    pues ya he vivido mucho,
    hace que no lo crea.
    Yo ya no canto más…”

    Las dos ranas se quejan
    pidiendo una limosna
    a una ranita nueva
    que pasa presumida
    apartando las hierbas.

    Ante el bosque sombrío
    el caracol se aterra.
    Quiere gritar. No puede.
    Las ranas se le acercan.

    “¿Es una mariposa?”,
    dice la casi ciega.
    “Tiene dos cuernecitos
    —la otra rana contesta—.
    Es el caracol. ¿Vienes,
    caracol, de otras tierras?”

    “Vengo de mi casa y quiero
    volverme muy pronto a ella”.
    “Es un bicho muy cobarde
    —exclama la rana ciega—.
    ¿No cantas nunca?” “No canto”,
    dice el caracol. “¿Ni rezas?”
    “Tampoco: nunca aprendí”.
    “¿Ni crees en la vida eterna?”
    “¿Qué es eso?
    “Pues vivir siempre
    en el agua más serena,
    junto a una tierra florida
    que a un rico manjar sustenta”.

    “Cuando niño a mí me dijo
    un día mi pobre abuela
    que al morirme yo me iría
    sobre las hojas más tiernas
    de los árboles más altos”.

    “Una hereje era tu abuela.
    La verdad te la decimos
    nosotras. Creerás en ella”,
    dicen las ranas furiosas.

    “¿Por qué quise ver la senda?
    —gime el caracol—. Sí creo
    por siempre en la vida eterna
    que predicáis…”
    Las ranas,
    muy pensativas, se alejan.
    y el caracol, asustado,
    se va perdiendo en la selva.

    Las dos ranas mendigas
    como esfinges se quedan.
    Una de ellas pregunta:
    “¿Crees tú en la vida eterna?”
    “Yo no”, dice muy triste
    la rana herida y ciega.
    “¿Por qué hemos dicho, entonces,
    al caracol que crea?”
    “Por qué… No sé por qué
    —dice la rana ciega—.
    Me lleno de emoción
    al sentir la firmeza
    con que llaman mis hijos
    a Dios desde la acequia…”

    El pobre caracol
    vuelve atrás. Ya en la senda
    un silencio ondulado
    mana de la alameda.
    Con un grupo de hormigas
    encarnadas se encuentra.
    Van muy alborotadas,
    arrastrando tras ellas
    a otra hormiga que tiene
    tronchadas las antenas.
    El caracol exclama:
    “Hormiguitas, paciencia.
    ¿Por qué así maltratáis
    a vuestra compañera?
    Contadme lo que ha hecho.
    Yo juzgaré en conciencia.
    Cuéntalo tú, hormiguita”.

    La hormiga, medio muerta,
    dice muy tristemente:
    “Yo he visto las estrellas.”
    “¿Qué son las estrellas?”, dicen
    las hormigas inquietas.
    Y el caracol pregunta
    pensativo: “¿Estrellas?”
    “Sí —repite la hormiga—,
    he visto las estrellas,
    subí al árbol más alto
    que tiene la alameda
    y vi miles de ojos
    dentro de mis tinieblas”.
    El caracol pregunta:
    “¿Pero qué son las estrellas?”
    “Son luces que llevamos
    sobre nuestra cabeza”.
    “Nosotras no las vemos”,
    las hormigas comentan.
    Y el caracol: “Mi vista
    sólo alcanza a las hierbas.”

    Las hormigas exclaman
    moviendo sus antenas:
    “Te mataremos; eres
    perezosa y perversa.
    El trabajo es tu ley.”

    “Yo he visto a las estrellas”,
    dice la hormiga herida.
    Y el caracol sentencia:
    “Dejadla que se vaya.
    seguid vuestras faenas.
    Es fácil que muy pronto
    ya rendida se muera”.

    Por el aire dulzón
    ha cruzado una abeja.
    La hormiga, agonizando,
    huele la tarde inmensa,
    y dice: “Es la que viene
    a llevarme a una estrella”.

    Las demás hormiguitas
    huyen al verla muerta.

    El caracol suspira
    y aturdido se aleja
    lleno de confusión
    por lo eterno. “La senda
    no tiene fin —exclama—.
    Acaso a las estrellas
    se llegue por aquí.
    Pero mi gran torpeza
    me impedirá llegar.
    No hay que pensar en ellas”.

    Todo estaba brumoso
    de sol débil y niebla.
    Campanarios lejanos
    llaman gente a la iglesia,
    y el caracol, pacífico
    burgués de la vereda,
    aturdido e inquieto,
    el paisaje contempla

     

    Canción otoñal

    Noviembre de 1918
    (Granada)

    Hoy siento en el corazón
    un vago temblor de estrellas,
    pero mi senda se pierde
    en el alma de la niebla.
    La luz me troncha las alas
    y el dolor de mi tristeza
    va mojando los recuerdos
    en la fuente de la idea.

    Todas las rosas son blancas,
    tan blancas como mi pena,
    y no son las rosas blancas,
    que ha nevado sobre ellas.
    Antes tuvieron el iris.
    También sobre el alma nieva.
    La nieve del alma tiene
    copos de besos y escenas
    que se hundieron en la sombra
    o en la luz del que las piensa.

    La nieve cae de las rosas,
    pero la del alma queda,
    y la garra de los años
    hace un sudario con ellas.

    ¿Se deshelará la nieve
    cuando la muerte nos lleva?
    ¿O después habrá otra nieve
    y otras rosas más perfectas?
    ¿Será la paz con nosotros
    como Cristo nos enseña?
    ¿O nunca será posible
    la solución del problema?

    ¿Y si el amor nos engaña?
    ¿Quién la vida nos alienta
    si el crepúsculo nos hunde
    en la verdadera ciencia
    del Bien que quizá no exista,
    y del Mal que late cerca?

    ¿Si la esperanza se apaga
    y la Babel se comienza,
    qué antorcha iluminará
    los caminos en la Tierra?

    ¿Si el azul es un ensueño,
    qué será de la inocencia?
    ¿Qué será del corazón
    si el Amor no tiene flechas?

    ¿Si la muerte es la muerte,
    qué será de los poetas
    y de las cosas dormidas
    que ya nadie las recuerda?
    ¡Oh sol de las esperanzas!
    ¡Agua clara! ¡Luna nueva!
    ¡Corazones de los niños!
    ¡Almas rudas de las piedras!
    Hoy siento en el corazón
    un vago temblor de estrellas
    y todas las rosas son
    tan blancas como mi pen

    ENSEÑARAS
    Enseñarás a volar…pero no volarán tu vuelo
    Enseñarás a soñar…pero no soñarán tus sueños.
    Enseñarás a vivir…pero no vivirán tu vida.
    Enseñarás a cantar…pero no cantarán tu canción.
    Enseñarás a pensar…pero no pensarán como t

    Pero sabrás que cada vez que ellos vuelen, sueñen,vivan, canten y piensen…

    ¡Estará en ellos la semilla del camino enseñado y aprendido!
    (Madre Teresa de Calcuta)

     

    Comparte si te ha gustado
      Etiquetas: ,

      Deja un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *